Tutorial de jeans rasgados: ¡hazlo tú misma!

0
jeans rasgados
jeans rasgados

Para lucir esos originales jeans rasgados que son tendencia en este 2019 no tienes que realizar grandes gastos, puedes hacerlos tú misma con esta sencilla guía.

1. Reúne los materiales que utilizarás

Consigue los materiales necesarios para hacer el rasgado de tus jeans. No tienes que ser una costurera profesional. Puedes utilizar: bisturí, cuchillo o tijeras, un rayador de queso, papel de lija o piedra pómez, pinzas de cejas, lápiz o tiza, cartón o madera.

2. Delinea el corte

Comienza trazando con el lápiz o tiza la zona que deseas rasgar y en la forma que prefieras, lo puedes hacer de forma vertical u horizontal según el estilo que quieras. No obstante, debes tomar también en cuenta que los hilos claros (que no están a la vista) son horizontales, de modo que si deseas que estos queden expuestos debes cortar en este mismo sentido y retirar con la pinza los hilos verticales ya cortados.

3. Fija el cartón o madera como soporte

Coloca tus jeans en un lugar plano e inserta en la parte interna un trozo recto de cartón o madera, esto te ayudará a evitar cortar el otro costado de tu jean.

4. Crea la sensación de desgaste

Para dar un estilo desgastado puedes utilizar el rallador de queso o el papel lija y pasarlo por la zona del rasgado tantas veces como desees según el tipo de desgaste que prefieras.

5. Coloca un parche de tela detrás del rasgado

Para darle un mejor efecto al rasgado, puedes colocarle un parche o trozo de tela al reverso de la zona del rasgado en su parte interna, sean del mismo color del jean o con colores distintos. Cose el trozo de tela por todo el borde sin dejar ningún espacio.

6. Usa blanqueador en zonas estratégicas

También puedes usar blanqueadores para tus jeans rasgados, prepara o suaviza con agua y rocía con un aspersor en la zona que quieres rasgar. Esto debilitará la tela. Luego, puedes pasar el papel lija, piedra pómez o rayador varias veces para darle una mejor apariencia de desgaste.

Toma tus jeans clásicos preferidos y conviértelos en unos rasgados que puedas llevar con cualquier look. Lúcelos con estilos casuales y deportivos y mantente a la vanguardia.

[Total:0    Promedio:0/5]