¿Qué debes hacer cuando tu impresora láser presenta fallas?

0

Seguramente te ha ocurrido alguna vez que vas a imprimir algo importante y, de repente, tu impresora láser no funciona: siempre pasa en el momento más urgente, ¿verdad? Quizás el problema no sea muy grave, pero te toma mucho tiempo solucionarlo y terminas aplazando alguna actividad pendiente por esta situación.

Ahora podrás evitar que eso vuelva ocurrir, ¡así es! A continuación, verás cuáles son los problemas más comunes de las impresoras y cómo puedes solucionarlos tú mismo en muy poco tiempo. No volverás a perder tiempo por culpa de tu impresora láser y, si algún amigo tuyo tiene problemas con la suya, podrás demostrarle que eres capaz de solucionárselos.

Fallas comunes de las impresoras láser y cómo solucionarlas 

1. Atasco de papel 

Si esto ocurre, no debes desesperarte y jalar el papel inmediatamente, ya que podría romperse y agravar el problema. Muchos modelos de impresora láser cuentan con un compartimiento que se puede abrir para sacar el papel o con otro método para hacerlo; consulta el manual en este aspecto. Por otro lado, debes verificar que el papel que estás utilizando es compatible con tu impresora, y que no esté húmedo ni arrugado. Además, asegúrate de que los rodillos están en buen estado, si no, tendrás que reemplazar estos últimos por unos nuevos.

2. Problemas de alimentación múltiple

Ocurre cuando la impresora láser toma varias hojas de la bandeja al mismo tiempo, y es una falla bastante habitual que puede hacernos perder la paciencia. Este problema es causado por rodillos de alimentación deteriorados, lo cual indica que es necesario reemplazarlos de inmediato.

3. Impresión borrosa

Puede generarse si el papel está ligeramente húmedo, si el tóner está por terminarse o si el modo de impresión es de baja calidad. Es un problema fácil de solucionar: ¡compra un cartucho nuevo!

4. Impresión con manchas

Es provocada por un cartucho de tóner defectuoso. Verifica si presenta algún síntoma de que no está en buen estado, por ejemplo, puedes sacarlo y colocarlo sobre un trozo de tela, si este libera parte de su contenido, es necesario reemplazarlo.

5. La impresora no responde al mandar a imprimir

Lo primero que debes hacer es reiniciar la computadora y la impresora. Si el problema persiste, verifica cómo está conectada, si es a través del puerto ethernet (el puerto común para redes e Internet) o a través del puerto USB. Luego tienes que dirigirte al panel de control en la sección de impresoras, ir a las propiedades de este equipo y verificar que el puerto a la cual está conectada es el mismo que se muestra en la pantalla.

Posteriormente, debes revisar el cable, si está en mal estado, hay que reemplazarlo. Es muy probable que tengas uno parecido en tu casa si tenías otra impresora similar anteriormente. Finalmente, queda reinstalar el Software de la impresora láser en la computadora. La última opción, obviamente, será contactar a un técnico.

6. Densidad de impresión variable

Es el problema que se presenta cuando algunas áreas de la página están más oscuras que otras. Esto podría ser generado por un tóner casi agotado, por lo tanto, es útil sacarlo y agitarlo suavemente para redistribuir el tóner restante. Si el problema persiste, debes asegurarte de que la impresora láser está en un lugar nivelado y alejada de cualquier fuente de luz brillante para evitar problemas con el fotoreceptor.

Sugerencias para prevenir nuevas fallas

Estos consejos te serán muy útiles para resolver tú mismo muchas fallas comunes de las impresoras. Para evitar futuros problemas, debes mantener la impresora libre de polvo, no exponerla a altas temperaturas, utilizar consumibles de alta calidad y utilizarla por lo menos 1 o 2 veces por semana. Así, tu impresora no volverá a fallar en el momento en que más la necesitas.

¿Necesitas más consejos y tips en tecnología? No dudes en encontrar más aquí. 

[Total:0    Promedio:0/5]