Como Cuidar y Proteger tus Zapatos de Cuero
  • Post category:Moda

Comprar unos zapatos de cuero es una inversión para tu imagen, y como tal, debes evitar que se devalúen. La protección y el cuidado son cruciales para mantener en buen estado cualquier tipo de calzado de cuero.

Desde botas y botines hasta zapatillas y mocasines, todos y cada uno de ellos necesita mantenimiento para prolongar su vida útil.

En el siguiente artículo, te enseñaremos 6 formas de cuidar y proteger tus zapatos de cuero de manera sencilla.

1. Evita utilizar tus zapatos de cuero todos los días.

Así como cualquier prenda, si no permites que tus zapatos descansen entre usos, se desgastarán de manera prematura.

Esa es la principal razón por la que debes tener más de un par para que tus calzados puedan rotar y duren en buenas condiciones más tiempo.

Además, tus pies sudan y el cuero absorbe esa humedad. Usarlos cada dos días les da el tiempo adecuado para que sequen.

2. Límpialos correctamente después de cada uso.

Uno de los errores más comunes que se comete con los zapatos de cuero es guardarlos sucios o manchados.

Después de cada uso, debes limpiarlos para mantenerlos en buen estado. Pero..¿cuál es la forma correcta de limpiarlos?

Para limpiar unos zapatos de cuero, primero debes retirar los pasadores. Luego, elimina la suciedad de la suela con un cepillo de cerdas suaves, limpia el interior con un paño semi húmedo y pasa una franela para retirar el polvo.

Después, para proteger el cuero, aplica una crema nutritiva para zapatos de cuero liso. Esta ayudará a mantenerlos humectados y a que conserven su color. Utiliza la crema al menos una vez a la semana si usas regularmente tus calzados.

Finalmente, deja que la crema nutritiva actúe sobre el zapato en una zona con sombra hasta que seque.

3. Utiliza un calzador de zapatos para ponértelos.

Un calzador de zapatos es un instrumento de madera o plástico que ayuda a que metas tus pies dentro de tus zapatos.

¿Por qué es tan importante su uso?

Cuando nos ponemos un zapato, instintivamente colocamos nuestros dedos en el talón para que nuestro pie entre. Esto estira el cuero de manera innecesaria y propicia la formación de arrugas.

Gracias a los calzadores de zapato tus pies ingresan fácilmente sin dañar ni ensanchar el cuero.

4. Evita utilizarlos en ambientes húmedos.

En la medida de lo posible, evita utilizar calzados de cuero en zonas con altas probabilidades de lluvia.

Si bien el cuero es transpirable y permite que el vapor de los pies salga del zapato, la constante exposición al agua debilita y mancha la piel genuina del calzado.

Además, las suelas de cuero se vuelven más vulnerables a las superficies abrasivas, como el hormigón, cuando están mojadas.

Cómo secar unos zapatos de cuero mojados

Si inevitablemente tus zapatos se mojaron, evita secarlos cerca de la ventana o con un secador de pelo. El calor y la luz del sol pueden agrietar y dañar el cuero.

Lo mejor que puedes hacer es que se aireen solos y esperar que el agua se evapore.

5. Utiliza hormas de zapato para mantener su forma.

Después de una larga jornada de trabajo, los zapatos de cuero normalmente quedan más blandos por el calor que emana de los pies. Es por eso que deben reposar un par de días para que sequen por completo.

Sin embargo, si los guardas sin nada dentro, los pliegues de cuero se empiezan a arrugar. Para evitar esto, recomendamos utilizar hormas de zapato, ya sean de plástico o madera.

Una de las mejores hormas son las de madera de cedro porque eliminan la humedad y los malos olores del zapato, brindándole un olor fresco y agradable.

Cómo evitar que tus zapatos de cuero se arruguen

  1. Compra zapatos de tu talla.
  2. Impermeabiliza tus zapatos.
  3. Úsalos en lugares secos las primeras veces.
  4. Utiliza un calzador para ponerte los zapatos.
  5. Coloca hormas de madera dentro de tus calzados.
  6. No utilices los mismos zapatos dos días seguidos.
  7. Rellena el interior de tus zapatos cuando viajes.
  8. Protege tu zapato con cremas para cuero.

6. Guárdalos en su caja en un ambiente fresco.

El mejor lugar donde puedes guardar tus zapatos de cuero es en su propia caja. Estas están hechas de cartón lo suficientemente gruesas para protegerlos de un golpe y cuentan con agujeros de ventilación.

Evita a toda costa guardarlos en cajas o bolsas de plástico porque no permiten el ingreso del aire y podrían provocar que tus zapatos se llenen de moho.

¿En qué lugar debo guardar mis zapatos de cuero?

Guarda tus zapatos en un lugar fresco y con sombra, y el mejor lugar que cumple con estas características es tu armario.

Sin embargo, si tienes muchos pares, una excelente alternativa son los zapateros de madera. En estos podrás almacenar una mayor cantidad de zapatos y serán un excelente complemento para tu dormitorio.

En resumen…

Proteger tus zapatos de cuero puede ser tedioso, pero es necesario si realmente quieres que duren. No basta con limpiarlos y guardarlos en su caja.

Si bien existen más que solo 6 formas de proteger y cuidar tus zapatos de cuero, estas son las más importantes y la base para prolongar su vida útil.

Sigue estos consejos y tus zapatos se verán como nuevos por más tiempo.