¿Cómo cuidar tus Converse para darles más tiempo de vida?
  • Post category:Moda

Las zapatillas Converse no tienen pierde al momento de armar y combinar outfits. Aquí te contamos cómo lograr que se conserven por mucho más tiempo.

Sabemos de estas zapatillas desde hace más de 20 años y, a diferencia de otras prendas, se caracterizan por nunca pasar de moda. Puedes utilizarlas para poder convertir tu look del día a uno más casual. O también, para asistir a un picnic con amigos. Sea cual sea la ocasión, unas Converse siempre pueden ser una buena opción.

Todos alguna vez las hemos utilizado y sabemos que se pueden desgastar rápidamente si no las cuidamos bien. Por esto y más, es clave que sepas los mejores tips para alargar su tiempo de vida.


Cuidalas del agua o de líquidos

Uno de los materiales que se usan al momento de fabricar una Converse es la lona. Esta es la parte delantera, es decir, aquella que más se muestra, y que puede venir en distintos colores como rojo, negro, gris, entre otros. 

Uno de los clásicos es el blanco. Es uno de los más usados y va con cualquier look. Sin embargo, cada día es una aventura y nuestras engreídas corren el riesgo de tener una mancha que no tenga vuelta atrás: salsas, agua lodosa, entre otros líquidos. ¿Cómo prevenirlo?

Utiliza una vela. Así como lo lees. Las propiedades de las velas pueden crear un efecto protector sobre la lona de nuestras Converse. Si le cae agua o algún otro elemento líquido, evitará que la mancha se quede marcada e incluso no traspasará dentro de nuestro pie. Lo único que debes hacer es sobar la vela encima de la lona de tu zapatilla y listo. Hazlo siempre antes de salir y caliéntalo con un secador de pelo. Protegerás a tus zapatillas contra cualquier posible mancha que encuentren en el camino. 


Limpialas con mucho cuidado


Es necesario utilizar jabón suave, pero como ningún jabón es igual al otro, antes de limpiarlas, te recomendamos usar una parte de tus Converse para ver si el jabón que usas no afecta el color o daña el material. 

Para la lona y el cuero de tu zapatilla es preferible usar un paño húmedo para frotar ligeramente y que esté en agua tibia. 

Nunca uses secadora a máquina. Y es preferible que los dejes secar a temperatura ambiente. Rellenalas con papel para que conserven la forma de zapatilla y que la tela, al momento de secar, no se dañe.

No las uses para el ejercicio

Pese a que un modelo de Converse se llama como un ex jugador de basquetball, Chuck Taylor, quien las promocionaba al jugar con estas, no son indicadas para poder hacer ejercicios. Debido a que si flexionamos mucho el pie, generaría que las rajemos por los costados. Tampoco son cómodas para hacer deportes de impacto, ya que al tener una suela plana, daña las rodillas al momento de realizar estos ejercicios.

Con estos tips ya puedes sacarle todo el provecho a tus Converse favoritas dándoles todo el cuidado y alargando su tiempo de vida. Recuerda que van con todo y nunca sabes en qué ocasión te podrán salvar de algún apuro.