Cómo cuidar tu microondas para extender su tiempo de vida

Encuentra información útil para que puedas cuidar tu microondas en casa y hacer que dure mucho tiempo contigo y tu familia.

El horno microondas es uno de esos electrodomésticos que llegó para cambiarnos la vida. Desde hace algunas décadas ya es parte de nuestros hogares y la verdad es muy práctico para calentar comidas y hasta para cocinar. 

Pero a quién no le ha pasado que al poco tiempo de comprar un microondas, de pronto este empieza a presentar fallas y toca reemplazarlo por uno más moderno, cuando no teníamos planeado realizar una nueva compra.

Para evitar esto, te damos algunos consejos muy útiles y sencillos que harán que puedas darle una larga vida a tu microondas.

Limpieza del microondas

Mantener la limpieza de nuestro microondas suena lógico, pero en la práctica a veces la descuidamos un poco y esto puede traer consecuencias en su funcionamiento. Los restos de comida que se puedan esparcir en la superficie interna del horno, de no limpiarse permanentemente, pueden absorber energía y evitar el correcto funcionamiento del electrodoméstico.

Por otro lado, es importante utilizar los productos adecuados para la limpieza. Evita usar productos abrasivos: con un paño húmedo y un poco de lavavajillas será suficiente. El plato giratorio debe ser removido para lavarlo por separado y debes volver a colocarlo adecuadamente una vez que esté completamente seco.

Revisión periódica

Aunque parezca obvio, muchas veces pasamos por alto que las rueditas o el plato giratorio del microondas no están correctamente colocados, ya que siguen funcionando correctamente. Asimismo, pasamos por alto que la puerta está un poco descolgada o que un botón dejó de funcionar de un día para otro.

Sin embargo, es importante revisar de cuando en cuando que todo esté en su lugar, debido a que cualquier mal funcionamiento pequeño a la larga puede hacer que tu microondas se desgaste y se malogre por completo. Incluso, es peligroso para la salud debido a que se puede producir una fuga de ondas electromagnéticas. Por ello, al notar el mínimo desperfecto, llévalo a arreglar por el fabricante.

Uso correcto

El espacio de nuestro microondas es importante para que funcione correctamente. Debe tener cierto espacio con respecto a la pared y, sobre todo, debe tener las vías de ventilación libres.

Muchas veces solemos colocar objetos pequeños sobre el microondas como secadores, cajas, condimentos, papeles, etc. Esto puede afectar tremendamente en su funcionamiento. Y ni qué decir que si tenemos el hábito de colocar estos objetos en algún momento se nos pueda derramar algún líquido encima y pueda afectar de modo severo al microondas. Lo recomendable es dejarlo libre por todos sus lados para cuidarlo como a muchos otros electrodomésticos.

Por otro lado, evita siempre colocar objetos de metal o vajilla con bordes dorados dentro del microondas, ya que pueden provocar una descarga eléctrica al contacto con las ondas del horno.

Finalmente, evita encender el microondas sin nada dentro, debido a que el magnetrón (lo que produce las ondas) podría dañarse.

Siguiendo estos simples consejos, estamos seguros de que tu microondas durará mucho más y evitarás reemplazarlo constantemente.