Verano, sol y playa: ¿Cómo proteger mi piel?
  • Post category:Belleza

Nuestra piel es una de las partes más delicadas que tenemos en el cuerpo. Su cuidado no es un asunto secundario. Aquí te mostramos cómo debes hacerlo.

Cuidar nuestra piel debe ser la prioridad máxima para este verano. Estar expuestos por mucho tiempo al sol puede ser perjudicial para la salud. Una correcta prevención evitará que tu cutis luzca flácido, seco o con algunas líneas de expresión. Al respecto, existen diversos productos como bloqueadores, cremas o tratamientos faciales con los cuales podemos combatir una variedad de factores que influyen negativamente en esta parte sensible del cuerpo.

Uno de ellos es el serum, el método cosmético conocido por su función rejuvenecedora. Funciona de manera excelente como complemento de las cremas hidratantes. Es utilizado principalmente para reducir aquellas arrugas que aparecen con el pasar del tiempo.

¿Cómo hidratar la piel en verano?

Para mantener nuestra piel hidratada nada mejor que beber abundante agua durante el día. Al hacer esto se irán eliminando toxinas, así como también le proporcionará más elasticidad a nuestra tez. Sin embargo, en el mercado también podemos encontrar muchas cremas para lograr un efecto humectante en la piel.

Bebe abundante agua. Te ayudará a eliminar toxinas.

Antes de aventurarse por este camino, es importante tener en cuenta el tipo de cutis de cada persona. Para ello, es necesario consultar con tu dermatólogo o dermatóloga de confianza, ellos serán los encargados de recomendarte el tipo de tratamiento facial adecuados según las características de tu piel.

¿Cómo proteger la piel del calor?

El cuidado de nuestra dermis es algo que no debe pasar a segundo plano. Recuerda que los rayos ultravioletas no distinguen edades y el tiempo que estemos expuestos a ellos puede provocarnos manchas, arrugas o hasta cáncer.

Los rayos ultravioletas no distinguen la edad y es imprescindible el uso de bloqueador solar”

Un elemento crucial para la protección de la piel es el buen uso del bloqueador solar. Busca el que se adapte mejor a tu tipo de piel y no olvides tener siempre a la mano algún sombrero u otro accesorio que te cubra de los rayos solares.

¿Cómo cuidar la piel de la cara en verano?

Es precisamente en esta época del año donde debemos prestar más atención al cuidado de nuestra piel del rostro. Las altas temperaturas durante esta estación pueden ocasionarnos efectos negativos, sobre todo en nuestro cutis, ya que es una de las partes del cuerpo que casi siempre esta descubierta sin ningún tipo de protección. Esto puede verse reflejado de diversas maneras: flacidez, falta de brillo, arrugas, manchas, etc.

Por estas razones, el uso del serum junto con una buena crema hidratante es muy importante. Estos elementos combinados actúan de forma beneficiosa para nuestra piel. Recuerda consultar con tu médico de confianza qué tipo de tratamiento facial es recomendable para ti.

crema-hidratante-y-bloqueador-solar
El uso de serum con una buena crema hidratante es indispensable.

Realizar ejercicios también es una buena opción para mantener esta parte del cuerpo bonita y oxigenada, ya que es de gran ayuda para estimular la correcta circulación sanguínea por todo el cuerpo. No lo pienses más y ponte a practicar algún deporte, esto hará que muestres un cutis sano y luminoso.

¿Cómo proteger la piel antes de ir a la playa?

Sí, sabemos que estas impaciente por ir a la playa durante el verano. Sin embargo, no debes olvidar prepararte bien para que los rayos solares no afecten negativamente sobre tu organismo. Procura limpiar bien tu piel antes de salir, elige un bloqueador solar adecuado para proteger todas las partes de tu cuerpo y bebe mucha agua para mantenerte hidratado durante el día.

“Bebe mucha agua, limpia tu piel y usa bloqueador solar”

Puedes optar también por el uso del serum en tu rutina de cuidado. Esto favorecerá a reducir las líneas de expresión o manchas causadas por los rayos ultravioletas. Ahora sí, siguiendo estas recomendaciones ya te encuentras listo o lista para disfrutar de un día de playa con amigos o familiares.

¿Qué debo usar para no quemarme con el sol?

Ya sea que vayas a la playa o no, es imprescindible siempre el uso de bloqueador solar, sobre todo si vas a pasar varias horas al aire libre. Siempre ten en cuenta el periodo de protección de cada crema que utilices. Algunas veces tendrás que repetir su aplicación.

Se recomienda evitar el uso de ropa ajustada y optar por modelos más holgados que cubran nuestros brazos y piernas. También puedes usar accesorios como sombreros de ala ancha que cubran de forma correcta tu cuello, orejas y ojos. Para esto último, las gafas de sol son una buena alternativa, siempre y cuando te brinden protección contra los rayos UV, ya que la exposición al sol puede ocasionar severos daños oculares.

sombrero-y-bloqueador-solar
Usa sombreros de ala ancha para que te cubran del sol.

¿Cuándo evitar el sol?

Muchos expertos recomiendan evitar la exposición al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Esto debido a que durante esas horas esta estrella se encuentra en su punto más alto, por lo que su intensidad es más fuerte durante ese tiempo.

Si tienes hijos, sería bueno hablar con ellos al respecto. Por lo general son los pequeños de la casa quienes tienden a querer salir para divertirse durante esas horas. En todo caso recuerda aplicar siempre el uso de protectores solares. Una buena prevención es clave para evitar distintos daños causados por los rayos del sol.

“Evita exponerte al sol entre las 10 a.m y 4 p.m. ya que el sol está más intenso”

¿Qué tipo de protector solar debo usar en la cara?

Siempre utiliza protectores que contengan FPS (Factor de Protección Solar), ya que son los recomendados por expertos. El grado que se utilice es el que determina el tiempo que será eficaz el producto. Es preferible comprar cremas que contengan de 30 FPS  a 50 FPS.

Recuerda repetir la aplicación de estos protectores cada cierto tiempo y dejar que hagan efecto, es decir, que penetren en tu piel antes de exponerte a los rayos ultravioletas. De esta manera evitarás futuras quemaduras o alguna enfermedad causada por el sol.