Cómo elegir y cuidar correctamente tu bicicleta de montaña

0

Elegir una perfecta bicicleta de montaña no es tarea fácil. ¿Conoces los cuidados que requieren? Continúa leyendo y revisa todos los detalles al respecto antes de perseguir tu nueva aventura o entrenamiento.

Probablemente cuando tuviste tu primera bicicleta alucinabas con el color y la forma de ésta. Seguramente era insuperable para ti. Hoy, con más años y conociendo un poco más sobre el tema, sabrás que hay muchos factores más allá de los estéticos que influyen en el rendimiento de una bicicleta.

¿En qué fijarnos al momento de elegir bicicletas de montaña?

1. Talla del marco

Esto es fundamental, ya que si excede o no alcanza el tamaño que requieres, te será sumamente incómoda y no sacarás su máximo rendimiento.

Para calcular qué talla de marco es ideal para ti, debes medir la distancia que hay desde tu entrepierna hasta el suelo (con los pies descalzos y bien erguido). Para hacerlo más fácil, puedes colocar un libro entre tus piernas y, desde el tope de éste, medir hasta el suelo. Luego, esa cantidad de centímetros debes multiplicarla por 0,21, lo que te dará el resultado en pulgadas. Por ejemplo, si la altura de entrepierna es de 90 centímetros, la fórmula sería 90 x 0,21 = 18,9. Entonces, la talla del marco que requieres es 19, ¿ves qué fácil?

2. Frenos

Los frenos también son un aspecto a considerar, teniendo como opciones los V-Brakes y los de disco. Ambos tienen sus ventajas, siendo los de disco más precisos, pero también requieren mayor mantenimiento y cuidados. Acá, la decisión pasa más por un tema de preferencias y presupuesto, aunque si piensas usar la bicicleta para descensos, los de disco ofrecen mayor seguridad.

3. Neumáticos

Aunque por lo general las bicicletas de montaña vienen con neumáticos que incorporan cámaras, también existen los llamados tubeless que, básicamente, no las requieren. Si bien son más complejos al momento de instalarlos y requieren una mantención más cuidadosa, ofrecen mayor durabilidad en cuanto a pinchazos. Sin embargo -y gracias a la presión de aire que requieren (en promedio, 50 PSI)- puedes incorporar líquido antipinchazos a las cámaras. Así, en caso de un incidente de este tipo, podrás seguir andando normalmente, pues esta fórmula sella los orificios al contacto con el aire.

4. Componentes

Finalmente, fijarnos en los componentes de la bicicleta de montaña nos dará una idea general sobre la calidad de la misma. Acá, nuestro presupuesto juega un papel importante, ya que éstos pueden elevar considerablemente su valor. Como regla general, los componentes Shimano son el estándar de la mayoría de las bicicletas de montaña, por lo que, si el modelo que quieres los trae, puedes confiar en que tendrá gran rendimiento y durabilidad.

Mantenimiento

Al igual que todos los vehículos, las bicicletas de montaña requieren de revisiones periódicas para evitar accidentes y asegurar un funcionamiento adecuado. Algo que puedes hacer en casa es fijarte en las pastillas de freno: si están muy gastadas, es recomendable cambiarlas.

Si tu bicicleta tiene frenos de disco, lo mejor es que cada cierto tiempo la lleves a un especialista para regularlos, aplicándose el mismo principio para el motor. Como regla general -y si le das un uso constante- debes llevarla a un taller ante la menor sospecha de que algo está fallando. Así, evitarás accidentes o fallas en pleno uso.

Ahora que ya sabes qué considerar para elegir y cuidar tu bicicleta de montaña, puedes buscar la que más se adapte a tus necesidades. Y no olvides usar protecciones, siendo el casco el elemento de seguridad que jamás debes olvidar.

Si quieres leer más sobre deporte, salud y entrenamiento, entra aquí.

[Total:1    Promedio:4/5]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here