10 consejos sobre la lactancia para madres primerizas

0
65

La lactancia es algo nuevo para las madres primerizas, es por eso que están llenas de dudas y temores. Con estos consejos muchos de ellos se resolverán.

Las madres primerizas tienen muchos retos, iniciar esta nueva etapa es un proceso largo y no todas las mujeres se adaptan de la misma forma o velocidad, por eso los siguientes consejos son muy útiles y te ayudarán a encontrar tu propio ritmo de lactancia.

Consejos sobre la lactancia para madres primerizas

1. El primer contacto es esencial

Amamantar al bebé en sus primeras horas de vida es importante porque necesita habituarse a la forma del seno, del goteo de la leche y a la posición en que se sostendrá, por eso debes pedirle a tu matrona o a alguien cercano que te ayude a sostenerlo si estás muy débil.

2. Puede ser doloroso e incómodo, pero solo las primeras veces

El bebé debe aprender a succionar el pezón, y sobre todo en un comienzo no tiene una presión constante, por eso se ocasionan las molestias. La forma más fácil de aliviarlas es cambiar de seno cada cierto tiempo -antes de que aparezcan-, para evitar la hipersensibilidad de los pezones.

3. Prueba todas las posiciones

Debes encontrar una posición ideal en que ambos estén cómodos, bien apoyados, sin riesgos de asfixiar al bebé y que no te cause dolor. Hay algunos cojines para amamantar muy útiles que les darán estabilidad a los dos si la necesitan.

4. Sostenes para amamantar

Algunas madres primerizas optan por no usar sostenes para amamantar, sin embargo, son muy útiles para el período de práctica del amamantamiento, porque puedes alimentar a tu bebé de forma fácil y rápida, ¡vale la pena probarlos!

5. No te preocupes de los horarios

Hay un solo principio útil para amamantar, y es hacerlo cuantas veces sea necesario, no importa si son 10 ocasiones de 5 minutos al día, o 3 de media hora, esta es la única forma en que ambos podrán relajarse sin estar pendientes del reloj.

6. No tengas miedo de pedir ayuda

Por momentos te sentirás agotada o adolorida, e incluso es normal que a veces necesites recuperar la sensación de propiedad sobre tu propio cuerpo, por eso puedes tener un extractor de leche para alimentar a tu bebé con biberón o pedirle a otra persona que lo haga cuando quieras descansar.

7. Reconoce cuándo es momento de parar

Algunos bebés no se despegan del seno, aunque estén satisfechos, por eso hay varios signos que debes tomar en cuenta, como cuando les sale leche por un costado de la boca, dejan de succionar, o empiezan a sudar mucho.

8. Cuida el flujo de tu leche

Algunas madres tienen un flujo muy limitado de leche, esto puede deberse a que están estresadas o que necesitan ayuda de algún medicamento para aumentar su producción. Sin embargo, si consultas con tu médico y tu situación no mejora, no te preocupes, todos los cuerpos son diferentes y no debes exigirte más de la cuenta.

9. Observa el color de la leche

Los tonos normales van en el rango del blanco transparente al blanco más denso, si ves colores amarillentos, verdosos o sangre, debes consultar de inmediato a tu médico porque podrías tener heridas serias o una infección.

10. Tu intimidad es importante

Es común que los miembros de la familia quieran estar presentes cuando alimentas a tu bebé, sin embargo, si te sientes incómoda tienes todo el derecho a pedir que respeten tu espacio. Recuerda que si estás tensa el pequeño lo siente.

Toma en cuenta estos consejos y recuerda, tu maternidad es un proceso que debes vivir a tu propio ritmo, sin preocuparte de los comentarios de las personas. Todas las madres sufren inconvenientes en la lactancia, y solo importa que te sientas cómoda y feliz.

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here